REVISTA DAMASCO

La piel y el carozo

Recuperar el orden cósmico

Preservar y compartir

Preservar y compartir, Raúl Zibechi y Michael Hardt.

Mardulce, 2012.

131 páginas

 

Los autores hacen un extracto sobre las dificultades del capitalismo reinante contra las funcionalidades que se desarrollan en las periferias de América Latina. Preservar y compartir (Mardulce) de Raúl Zibechi (Uruguay,1952), Michael Hardt (EE UU,1960), dialogan durante este ensayo político desde una perspectiva militante y duradera. Hoy la democracia funciona como muletilla para justificar nuevos medios de dominación. Por un lado, el advenimiento del capitalismo sin fronteras instaló una cultura hegemónica de índole patriarcal y esto afecta básicamente a los países de la periferia que dependen para su supervivencia de la producción incesante de materia prima. “La extracción empobrece a los países productores y enriquece a las multinacionales”, y por el otro la sociedad oficial, de herencia colonial, no esta dispuesta a perder terreno como tradición. Este patriarcado hegemónico afecta en su mayoría a indios, mujeres y mestizos. América Latina no funciona como única sociedad, sino más bien como penumbras desde fronteras difusas o inexistentes. Aunque para resolver los problemas de hoy es necesaria una mutación que establezca relaciones complementarias entre las personas y su relación con un capitalismo más armónico, la única salida promueve un nuevo hallazgo, moverse del sitio donde estamos. “Movernos es dejar de ser lo que éramos cuando no nos movíamos”. Preservar y compartir apunta a tomar conciencia frente a la descomposición del sistema actual. Se vive sobre una acumulación de presión y ese estado crea dispositivos como alarmas todavía mayores que enfrentan marcas que vuelven hacia la sociedad en forma de estallido o grandes protestas contra un capitalismo que empobrece y margina cada vez más. Esta obra propone la revolución como camino, pero una revolución que pretenda equilibrar lo que se ha desequilibrado. “La intención no obedece a la voluntad de crear un mundo nuevo, sino la de recuperar un mundo perdido. No bajo un orden estatal, sino cósmico”.

Anuncios

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 24 mayo, 2013 por en Reseña y etiquetada con , , , , .

Archivos

Follow REVISTA DAMASCO on WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: