REVISTA DAMASCO

La piel y el carozo

Mapas errantes de Francia y Argentina

corrientes2
Por Guillermo Tangelson

Revista Damasco entrevistó a Alexis Dedieu y a Mariana Lerner, editores de la revista digital franco-argentina Corrientes. Su primer número, que ya está online, abre un debate sobre las múltiples concepciones de “El Dorado” y presenta una forma de lectura muy original.

Deciden hacer una revista franco-argentina, digital, con un tratamientos temáticos y  estéticas diferentes en cada número. La revista conjuga literatura, fotografía, plástica, diversas artes performativas y tiene una lectura no lineal, sino nodal ¿Me pueden explicar esa locura?

No, no creo que podamos explicar bien esta locura, la verdad. Sí llevarla adelante.

¿Cómo nace la idea no sólo de la revista, sino la del tándem editorial que forman ustedes dos?

Nos conocimos con Alexis hace unos 3 años en una fiesta. Fue muy impactante en ese primer encuentro, en ese contexto, saber que ambos pertenecíamos al mundo de los libros de una manera tan definitiva. Él es francés y había una especie de puente entre sus intereses en textos de acá y mi desarrollo en editoriales y librerías de acá. Además, Alexis llevaba adelante un blog que se llamaba Esquina Corrientes, en el que colaboré. La idea surgió de manera casi inevitable, con la fuerza de lo evidente.

El primer número trata de El Dorado, desde distintos nudos conceptuales o aproximaciones al tema. Teniendo el primer número online y viéndolo en conjunto, ¿cómo perciben la concreción de la idea original?

La idea original es la idea original y la concreción siempre termina siendo otra idea original, por decirlo así. Un proyecto que se concibe tan abierto, que pide su concreción a otros y que juega con ese diálogo es necesariamente un proyecto que tiene incorporada la inquietud y la imprevisión en una instancia. Para contener ese aspecto, la investigación y la edición son fundamentales para nosotros en prácticamente todos los demás estadíos.

¿Cómo se enmarca Revista Corrientes en un contexto en el que es más realizable una revista digital pero a la vez más difícil darle visibilidad?

Se enmarca sin pretensiones. Intentando que el proyecto sea interesante, cumpla con nuestras propias expectativas y las de los colaboradores. Y haciendo la difusión en la escala en la que podemos hacerla; ni más ni menos.

Mientras fueron avanzando con el proyecto, empezaron a tener apoyos importantes, como el de la Embajada de Francia y el de la Fundación Lebensohn. ¿Creen que se ha valorado el aporte cultural de Revista Corrientes?

Creo que aún falta que la revista funcione plenamente para saber algunas cosas. El aspecto transfronterizo, el hecho de que esté en dos idiomas (español y francés), que uno de los editores sea francés y la otra argentina, genera una dinámica en los contenidos y en las perspectivas que puede resultarles interesantes a algunas instituciones. Vivimos gratamente y, no te lo voy a negar, con alguna sorpresa la buena disposición y la apertura de esas y otras instituciones, como la bodega Colomé que apoyó la avant-première de la revista. De todos modos no es un producto, es una instancia de circulación de ideas, contenidos y obras que hicimos nacer así, entre gente inquieta.

Dos elementos me llamaron la atención de la revista: por un lado su navegabilidad, me parece muy original. Y en segundo lugar, logré ver algunos nombres muy interesantes, entre los que reconocí, el día de la presentación, un texto original de Tarazona, uno de Blacha, y muchos otros reconocidos en diversos ámbitos. ¿Qué me pueden contar de la respuesta a la convocatoria por parte de los artistas?

La navegación y el diseño deben responder a la dinámica de los contenidos, de los vínculos que nosotros proponemos desde lo editorial. En ese sentido, creemos que siempre, en cada número, va a ser desde cero. Es muy divertido y obliga a un tipo de pensamiento desde la edición que involucra no sólo lo textual sino lógicas que provienen de otras artes. Con respecto a la convocatoria, la respuesta fue buenísima. Nos tomamos tiempo y eso se fue propagando en distintos ámbitos. ¡Al punto que recibimos la colaboración espontánea del poeta Hugo Mujica! También nos contactamos con varios autores y artistas para proponerles su participación en la revista. Salimos a buscar lo que queríamos encontrar.

Considerando que cada número cambia drásticamente de tema, ¿pueden adelantarnos algo de lo que viene?

Si, el tema del siguiente número ya está definido: “Situs ambiguus. Toponimia y atlas de los afectos humanos.” Situs ambiguus viscerum es una extraña malformación genética que puede afectar a varios órganos y tiene un carácter hereditario. Consiste en una alineación errónea de los órganos dentro del cuerpo, colocándolos de forma atípica. La ubicación normal de los órganos recibe el nombre de situs solitus. Uno de los casos de este tipo de malformaciones, la dextrocardia (el corazón situado en la parte derecha del tórax) , fue descrita por primera vez por Marco Severino en 1643. Si el cuerpo puede funcionar como un registro del orden de la naturaleza, el universo, los astros o el alma, estos desvíos son locaciones que se sitúan entre la delicadeza, lo freak, el prodigio y el error, ¿qué secretos, qué lógicas accidentales y qué reflejos armónicos entran en juego? Todo lo demás está en formación.

Para conocer esta revista, pueden visitar revcorrientes.com
O su fan page: facebook.com/CorrientesRevue

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada en 30 mayo, 2013 por en Entrevista y etiquetada con , , , .

Archivos

Follow REVISTA DAMASCO on WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: