REVISTA DAMASCO

La piel y el carozo

Found in translation

boyle

Por Ignacio Rial-Schies

antología de entradas inéditas del blog de un empleado mexicano de panda express, Megan Boyle.

Dakota Editora, 2012.

155 páginas

Megan Boyle (Maryland, 1985) no podría haber encontrado una figura más irónica para titular su libro. Publicado en inglés por Muumuu House, la editorial de Tao Lin, en septiembre de 2012 y por Dakota Editora en castellano un mes después, el libro tiene bastante más que ver con la escritura de la chica de la foto de solapa, un retrato sonriente de iPhone en el espejo, que con la de un wetback de frontera recién cruzada y empleado en un fast food.

Desde la primera página nos muestra a alguien que intenta trazar los contornos de un mundo en la pantalla de una computadora de campus universitario. A un par de entradas por mes a lo largo de dos años, tituladas con la fecha, reflexiona, entre otros, sobre las mentiras que contó, los momentos vergonzantes que vivió o los hombres con quienes tuvo sexo. Hay ciertas entradas que llevan un título propio, como “todos los pensamientos que tuve mientras caminaba a la facultad,” que me parece la mejor y contiene esta frase: “siento que necesito inventariar mis pensamientos y experiencias, hace que parezca que tenían un propósito. creo que puedo escribir algo así como un best seller de pensamientos y experiencias. eso es estúpido. ¿Cómo puede ser que tenga la autoestima tan baja y tan alta al mismo tiempo?”

Creo que esa ironía inicial se prolonga no tanto al contenido del libro, sino a una propuesta de lectura que es, en realidad, múltiple. Por un lado, el texto podría ser un diario íntimo, el registro de la experiencia de una estudiante de psicología norteamericana. La falta de un hilo narrativo, o de cualquier tipo de tensión dramática o caracterización de personajes otros que la narradora en un soliloquio que hace relucir todas sus fobias y compulsiones parecen soportar esa lectura.

Sin embargo las otras alternativas son mucho más interesantes. La superposición de sentidos en conflicto despliega frente a nosotros el funcionamiento de la ironía, nos muestra la arbitrariedad del sentido al que apuntan estos textos, que ni fueron escritos por un empleado mexicano de panda express ni son entradas inéditas de un blog, sino más bien una obra que elabora su propia construcción. Nos muestra cómo el texto se arma, no tanto como literatura, sino como libro, como mercancía. En eso, me parece que la versión traducida al castellano es todavía mejor que la original.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada en 3 junio, 2013 por en Reseña y etiquetada con , , , .

Archivos

Follow REVISTA DAMASCO on WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: