REVISTA DAMASCO

La piel y el carozo

El castigo de ser humanos

bailando-con-los-osos

Por Guillermo Tangelson

Bailando con los osos, Fernando Krapp.

17grises editora, 2012.

Muchos de los relatos de Bailando con los osos, primer libro de Fernando Krapp, ocurren en lugares recónditos y convierten al mundo en un personaje más que contribuye a la opresión de seres de vidas fallidas, como es el caso del cuento “en un principio”, con el que abre el libro, que plantea un horror primitivo a partir de un ser imposible, aberrante, que  tiene a la vez un aspecto humano y monstruoso. Esta característica recorre varios cuentos en los que los humanos quedan a merced de los monstruos generados por sus torpes deseos, en un juego que hace pensar en “la pata de mono” de Jacobs, o en las criaturas sobrehumanas de H.P. Lovecraft. La manera de describir a las criaturas en relatos como “Pieles” lo convierte en un cuento extraño. Deja abierta una posibilidad, sugerida, de  seres fantásticos por el juego que hace Krapp al describir ciertos rasgos que forman un conjunto imposible. En otros cuentos, como el espeluznante “La milonga del futuro”, la resolución se enmarca en un terreno fantástico de inquietante familiaridad. Algo singular ocurre en la mayoría de los relatos. Los personajes son en su mayoría apenas bocetos y sólo cuando es preciso cobran cuerpo, de manera fantasmal. Sus edades y fisionomías aparecen cuando la historia las necesita. Pero no por eso son leves, sino que su densidad vive de y por esa historia.

Los relatos tienen una carga de sarcasmo en cuentos como “Una de escritores”, donde Krapp eviscera el mundo de los literatos, sus vanas ansias de fama, sus concursos literarios y lo fútil de la inspiración. Similar juego hace en “Agradecimientos”, donde se burla de su propia génesis como escritor y de la literatura en su conjunto.

Cobra cuerpo la cita de Flaubert, que define a la palabra como un recipiente roto que en vez de serenar a las estrellas, es usada para hacer bailar a los osos. Es la imposibilidad atada a nuestra condena de ser humanos.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada en 4 junio, 2013 por en Reseña y etiquetada con , , , .

Archivos

Follow REVISTA DAMASCO on WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: