REVISTA DAMASCO

La piel y el carozo

Imágenes de un naufragio

finales-pablo-bernasconi

Por Pablo Milani

Finales, Pablo Bernasconi

Edhasa, 128 páginas.

En este libro Pablo Bernasconi transfiere de palabras el final de 59 textos para él fundamentales y los ilustra de manera unívoca. Cada relato es el fin y es a la vez el puente hacia el final siguiente. Transmite serenidad y confianza, deseo y comprensión. Sin embargo, Finales se presenta no como un libro con muchos mini relatos, sino más bien como un todo que se desenvuelve solo, sin ayuda de ningún otro. Si según el poeta Mario Trejo, “…la vida no es más que los escombros de otra que debió haber sido”, aquí el transcurso del libro se da como final dentro de muchos finales que no se atreven a quedar solos, a la intemperie, sin sostén. Es imposible que estas palabras pasen inadvertidas para cualquier persona que haya leído estos libros honrados o no dentro de un mundo que ya no invita a leer. Finales funciona como un rescate de un barco antiguo, una especie de naufragio emocional sin quedar airoso e inmune. Para aquel que haya pasado por estas escrituras, vuelve de manera sana a aquella sensación difícil de explicar con palabras. Pero eso no es todo, Pablo Bernasconi ilustra esas mismas sensaciones en un imaginario y para nada hostil mundo sin escombros. Inmortaliza aún más la belleza de aquellos textos inolvidables por los que alguna vez se deleitaron lecturas atentas. Desde el placer íntimo de la lectura el autor hace hincapié en las palabras de ese final que de algún modo queda incorporado en la eterna compañía del lector. Un pequeño milagro que establece un vínculo próximo entre una página y otra. Bernasconi esboza un presagio irreversible sin interrupciones. “El recordar una determinada imagen no es sino echar de menos un determinado instante, y las casas, los caminos, los paseos, desgraciadamente, son tan fugitivos como los años.” En busca del tiempo perdido, Por el camino de Swann, Marcel Proust. A veces las últimas palabras de un libro convierten al lector en cómplice de su propio destino. Son historias susurradas al oído que terminan, algo así como la vida.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada en 28 junio, 2013 por en Reseña y etiquetada con , , , , .

Archivos

Follow REVISTA DAMASCO on WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: