REVISTA DAMASCO

La piel y el carozo

Juegos con dinamita

DesHielo TAPA

Por Marcelo Larrocca Ruiz

Deshielo
Ilija Trojanow
Novela
Interzona Editora – Rayo Verde

Deshielo, la más reciente novela del autor de El coleccionista de mundos (Premio de la Feria del Libro de Leipzig 2006), es un diario de viaje hacia lo más recóndito del planeta.  Es también la crónica de lo que el viaje significa para su protagonista, el Profesor Zeno Hintermeier, a bordo del “MS HANSEN”. Con el tono introspectivo que se mantiene a lo largo y ancho de su –por momentos – almibarada prosa, Trojanow (Sofía, 1965) introduce la historia íntima de un personaje bastante atormentado no sólo por su reciente fracaso matrimonial, sino también por la misantropía que manifestará cada vez que tenga la oportunidad de hacerlo.

Acertadamente, el ritmo de la novela acompaña a los paisajes donde transcurre: desde Ushuaia hasta la Antártida, pasando por las Islas Malvinas, en los que la gente del lugar y los espacios se amalgaman y resultan gélidos y casi inmutables por partes iguales. La narración del Profesor Hintermeier irá trayendo los recuerdos de su pasado reciente, abandonado junto con la tierra firme. Con alguna reminiscencia de su niñez, reflexiona sobre lo que vive a bordo del buque y los vaivenes de su amorío con una tripulante. Pero, sobre todo, no se cansará de maldecir lo que él considera más nefasto: “el pecado mortal de nuestra civilización, que niega el principio de la vida”.

A medida que crece su intolerancia y la indignación contra sus congéneres, Hintermeier parece preguntarse: ¿cuántos atropellos al medio ambiente se pueden soportar? ¿Hasta qué punto el desprecio que muestran el común de los seres humanos por los animales ha de tolerarse? ¿Cuán grave es dejar que alguien contamine, aunque sea de manera insignificante, el lugar más limpio y –hasta ahora– respetado de la Tierra? De comprender se trata. El problema, seguramente se respondería, es que “la comprensión tardía, demasiado tardía de que uno no ha hecho nada cuando hubiera podido hacerlo, cuando hubiera tenido que hacerlo, eso es el infierno”.

Combinados con momentos en los que no pasa mucho, Deshielo alterna entre capítulo y capítulo un relato coral de lo que sucederá, de lo que no o de lo que pueden hablar dos operarios mientras realizan una maniobra de rescate o lo que se escucha cuando se deja prendido el televisor en algún canal de noticias. Jugando con dinamita a la hora de no desplomarse en el panfleto ecologista que desde su prólogo promete ser, Deshielo se debate entre limitarse a ser la historia y los devaneos de su desesperado protagonista –que recuerda más poemas que noches de amor– o intentar la hazaña de despertar alguna inquietud y despabilar a algún tonto sobre lo que se denuncia.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada el 21 agosto, 2013 por en Reseña.

Archivos

Follow REVISTA DAMASCO on WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: