REVISTA DAMASCO

La piel y el carozo

“Descubrí de grande que era un escritor para chicos”

vaccarini

Por Guillermo Tangelson 

En la sala Cortázar de la Biblioteca Nacional se presentó una nueva y deliciosa colección de literatura infantil a cargo de Franco Vaccarini. Estas son algunas de las cosas sobre las que charlamos al respecto de estos primeros títulos en este, un nuevo camino:

¿Cómo enfrentás el desafío de empezar un camino nuevo en una editorial como Galerna que, si bien tuvo una fuerte tradición con grandes nombres de la literatura, aún no había incursionado en el mundo de la literatura infantil?

Con naturalidad, pasó un tiempo largo entre la propuesta de hacerlo, hasta que finalmente nos largamos. Sentí un gran apoyo dentro de la editorial y fue importante que Salvador Biedma fuera el editor, ya que lo conozco bien de la época de “Mil Mamuts”, una revista de cuento latinoamericano que él ideó con Alejandro Larre y en la que me involucré como parte del staff.

Pese a que siempre fue una editorial dúctil y con un catálogo variado, ¿creés que este paso hacia la literatura infantil ratifica la jerarquización de la literatura infantil como género establecido y que ganó su lugar en el mercado?

Siempre leí a mis colegas y sé lo que se está produciendo y el valor que tiene esa producción, la diversidad y la riqueza. Y lo que no resplandece, como me dijo la preciosa Diana Bellessi, es el magma que fertiliza el suelo. Con Diana hablábamos de poetas, pero se puede aplicar para cualquier género. Somos naturaleza también, y nada se desaprovecha. Si alguien niega esta literatura porque está peleado con su infancia o porque cree que los chicos no se merecen lo mejor, embrómese y archívese.

¿Cómo creés que es la parábola, llegar a los más chicos para hacerse más grandes?

No sé si te interpreto bien la pregunta, pero improviso: descubrí de grande que era un escritor para chicos y desde ese lugar encontré una voz, que vendría a ser “mi voz”. Y eso es el punto de apoyo fundamental para crecer.

Elegiste un abanico amplio y, podríamos decir, audaz. ¿Qué me podés contar de los primeros títulos de la colección?

Elegí en base a mis gustos, con inmensa libertad y sabiendo que mis gustos coinciden con el de muchos lectores. Con “Desastre en el supermercado”, de Hernán Galdames, descubrí a un autor sorprendentemente inédito a los cincuenta años, con tanto talento encima. Es una historia muy bien estructurada, loca, trepidante, graciosa de cabo a rabo. Me da una alegría especial que haya publicado su primer libro en Galerna Infantil. “La escalera del miedo”, de María Laura Dedé es un libro de quince cuentos de miedo, lejos del lugar común, muy bien escritos y resueltos. Es increíble la cantidad de ideas interesantes que tiene María Laura, es una cantera. “Los monos fantasma”, de Victoria Bayona, es otro hallazgo, un policial con elementos macabros que atrapa desde la primera línea. Por último, “Mundos en venta”, de Verónica Sukaczer es la renovada edición de cuentos que ella publicó años atrás, con el agregado de algunos y la supresión de otros. Aquí no solo están los cuentos, sino la cocina, o lo que llamamos “el cuento del cuento”, con ese particular estilo que distingue a Verónica y que me gusta tanto.

autores nueva colección infantil

Mencionás que a Hernán Galdames, de alguna forma lo descubriste cuando te llegó su manuscrito. ¿Qué diferencia tiene esa sensación de la emoción por hacer conocer la obra de otro, con esa que ya conocés de dar a conocer tu propia obra?

La diferencia fundamental es la ilusión de que hay menos egoísmo de mi parte y más generosidad, ya que estoy contento por ser una especie de intermediario que da a conocer la obra de otro, pero, en todo caso, la generosidad proviene del azar que me permitió acceder a su texto gracias a una amiga en común, la escritora Ángeles Durini.

Otra autora de la colección, Victoria Bayona, es uno de los exponentes del género Fantasy, pero en este caso nos presenta un policial de apariencia paranormal. ¿Cómo es la decisión de elegir a una autora consolidada en el género fantasy con esta propuesta distinta?

En saber que Victoria tiene esa facilidad que le permite transitar sin problemas por distintos géneros. Hay autores de una sola pieza y otros más dúctiles, que tienen el potencial de multiplicar sus abordajes a una historia.

Luego tenés los cuentos de miedo de María Laura Dedé y Mundos en Venta de Verónica Sukaczer. ¿Creés que en el rango de 9 a 12 años en el que estarían los lectores de esta colección, la predilección por los cuentos abarca a los más chicos, o pensás que las novelas -ya sin ilustraciones- son un desafío que incluso los de 9 pueden encarar?

Tengo la impresión de que en esta franja los cuentos están a la par que las novelas en cuanto a interés. Acaso se diferencia de la literatura adulta, donde la novela lleva claramente la delantera. La literatura infantil y juvenil es un bastión del cuento y no existe tanto eso de… “ah, no, cuento no publicamos, queremos novelas”. Y por supuesto que los chicos leen novelas a los ocho, nueve, diez años. Son una minoría, pero la literatura es un gran club de minorías.

Este nuevo rol, en el que sos una especie de deidad que hace existir los mundos que los escritores crean, ¿te hace percibir el mundo con otro filtro?

¡Gracias por el piropo! La verdad es que por un lado lo tomo con toda naturalidad, porque casi sin darme cuenta me fui involucrando en este “otro lado”, desde mi experiencia en revistas literarias y en proyectos más acotados en editoriales. Por otro lado, con una gran responsabilidad. Quiero publicar libros hermosos, que se sigan leyendo por muchos años. Siempre alabé el rol de los editores, un buen editor es una escuela para un escritor. Ojalá llegué a ser un poco, al menos un poco, como esos editores y editoras que admiro y valoro tanto.

¿Cómo se conjuga este proyecto con tu absolutamente prolífico mundo como escritor?

Sin problemas, sigo escribiendo todos los días. Madrugo un poco más. Lo bueno es que al madrugar más solucioné mi insomnio, así que dirigir una colección era lo que me faltaba para descansar mejor.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada en 12 noviembre, 2013 por en Entrevista y etiquetada con , , .

Archivos

Follow REVISTA DAMASCO on WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: